Acerca de

Arte para conectar espiritual, mental y físicamente con la fuente Universal. Arte para sanar y vivir en el sagrado presente, arte para liberar y vivir sin límites.

 

El arte de Manú Menéndez esta inspirado en las culturas antiguas y ancestrales del mundo. El chamanismo, el misticismo oriental, el arte sagrado, las ensoñaciones, el conocimiento universal, el Curso de Milagros y la cosmovisión de los grupos originarios; son algunos de los pilares de gran inspiración de su obra la cual ha ido aplicando mágicamente en el arte.

 “La Matemática Cósmica del Color”(Mayo 2014) es una vinculación entre el sonido, el color y la forma. Una triada sagrada donde Madre-Padre Cosmos (sonido), Espíritu Creador (color) y Ser Humano(forma), se entrelazan para generar y expandir bendiciones de amor universal, sanación, liberación y abundancia sin límites. El sonido visto a través del color, el color visto a través de la forma; nada esta desconectado, todos somos hilos de un gran tejido cósmico que es la vida.

 Transmutación: La muerte creadora (2013). En esta obra la muerte es creación constante, si no hay fin no hay comienzo. En el fondo la muerte no existe, solo existe la vida, es decir el cambio. Al reconocer que todo es incesante transformación hace que nuestras vidas se conviertan en espejos: nos vemos en cada ser, en cada forma, en cada momento; ya no hay dualidad ni separación, todos somos lo mismo ante los ojos del amor y lo que llamamos “ la vida” se torna una danza de ilusiones.

 ANIMAL TOTÉMICO (2013). Los seres que conforman esta obra llena de color y de magia son los espíritus protectores. Animales, plantas, rocas, el cielo y los mismos elementos se transforman en maestros y guías místicos, creando vínculos de poder y de unión donde el ser humano adquiere la capacidad de unificar el cuerpo, la mente y el espíritu con la madre naturaleza.

En el 2012 creó El Sendero del Mago”. Los personajes que participan en esta obra , onírica y plástica, son “los ciudadanos del cosmos”, seres que han perdido toda importancia personal, y que ya no tienen una imagen de si mismos. Estos seres universales ilustrados fantásticamente por Manú se definen por tener la cualidad de estar en esta época y en todas en el mismo momento, ya que para ellos el tiempo y el espacio son completamente subjetivos. Magos y Alquimistas transforman todo lo que tocan en luz, y caminan por la existencia transmitiendo la conciencia universal del amor, donde el mundo de las formas, el ego, y la materia, sufren una transmutación que les permite retornar a su esencia de energía, vibración y sobre todo de unidad.

 

“Solo soy un pincel por donde la vida pinta sus más hermosas creaciones” M.M.